jueves, 10 de mayo de 2018

Muerte

De mis brazos salen flores
Sonido sienistro, siniestro
Esos son los lagos
Son nuestros, son nuestros

De la boca un suspiro, muy gris muy gris.
De las manos esqueletos
Muy asqueroso, sus inventos
De la parca
Son ellos
De la parca son ellos

Repetís.
Inculcás.
Sonidos que huelen a rosas
Imagen
Oscura
Estás roto
Locura, tortura

Mi mente
Él es absurdo
Tu mente

Hoy

Hay una imagen letal. Un paisaje profano. Sos tan eso que yo soy re eso. Creaciones. Mujeres. Sólo significan un nada. Significan mi imagen. Significan. Y significás. Perdón. Es demasiado. Y te entiendo. No nos conocemos. Pero caigo de nuevo. Es caerse. Es limitarse. Es importante. Es anarquía si le ponemos palabras. No existe la vida inexcusable, somos esto que demostramos. Estoy harta. Sos un idiota. Y no. Te importa. Es un juego. Es un juego? Realmente. Real. Y no sos eso. Yo no soy vos. No se puede ser bolero en mi camino, no podés pretender que yo sea para vos. Porque no somos iguales. Mano enorme que pisa los pies de los gigantes. Sos imaginación absoluta. Más allá de vos. Más allá de lo sexual. Hay una incongruencia, hay un no saber. Un no querer. Un no amar. Porque somos la imaginación absoluta, pude ser que nos piden. Pero basta. Ya viví esto antes. Ya viví tu vida antes. Ya fui vos miles de veces y me cansé de ser objeto. Servicial. Caíste en mi casa. Yo te voy a lastimar donde más te duela, y dónde duela...te va a gustar. Perdón. Soy así. No soy vos. Yo. Soy. Yo. Y no me gusta. No sos nadie. Hoy es una palabra inconclusa acá

domingo, 6 de mayo de 2018

Tengo miedo irreversible

Estoy harta. Basta.
Dijo alguien. Basta.
Un día lloró.Basta.
Un día no sos. Basta.

La noche llora.
Los días, luces.
Las calles lloran.

Me acompañás. Te acercás
Y de nuevo.
Basta de tratos, se malos tratos.
Basta.
Nunca más.
Dijeron por ahí

Basta
Son como el nunca más
Basta
De atar
Para sobrevivir.

Un día
Cayó
El sentimiento es puro cuando hay dolor

Basta.
Son como el nunca más
Basta
De atar
Para sobrevivir.

Dije una vez, vos.
Estando enamorada soy.
Pero en sus palabras amor
Y en mi dolor
Dije hoy: basta, gimen de la basura.
Esto no es una dictadura
No...

martes, 1 de mayo de 2018

Los palabras

Qué triste salir a respirarte.
Convertirme en tu voz, a veces.
Me asusta el siempre que me tiene agobiada.
Me drena la insulina que es de un cuerpo ajeno.

Romper.
Elegir.
Consolar.
Preguntar.

Ellos saben que no significan nada
Que están accesorios
Qué son.

El nunca me tiene aplastada
A veces se convierte en piedra

Romperse.
Elegirse.
Consolarse.
Preguntarte.

"Tal vez"
Otras voces dicen
Otras callan
Otras sólo son

Quietos ahí
Libres ahí
Amores ahí
Libros y

puentes
            escaleras
                              El suelo. Ahí. Descansan
Subsuelo
Lejos
Abajo
Tu idioma
Es un atajo
Ahora
Perdiste
La hora
Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco. Seis. Siete.
Entré de nuevo en mí
Y me dice que estoy enterrada
"Estos son los deseos que no ves, que no veo"
Ahí estás.
Vos. Otra vez
Hermoso
Despertarse después de querer.

lunes, 30 de abril de 2018

Vos

Qué peligroso es no conocerte y que mi poesía ya sepa quién sos. Que ya se vaya acomodando a la distancia que nos separa en ese estar tan cerca. Que las palabras ya no sean rutina de una costumbre. No tengo la costumbre de escribir el cielo, ni las paredes que no se tocan. Que caiga el temporal en un techo sol radiante. Que caiga. Hay un elixir entre ese color de ojos, una lágrima tensa que se vuelve cura para todos mis antes. Es un antes después de ser pasado. Cómo se hace para convertirse en color? Cómo hacés para inventarme el color del espejismo, el color del amor cuando no es amor porque es temprano, el color de una luz que solo ciega, el color del alma cuando no se ve, el color de tus abrazos cuando no los tengo, el color de los besos que quedan pendientes? Yo sólo sé una cosa: me gusta tanto cómo sos, que te escribiría miles de poemas. Me gusta eso que parece ser. Vos.

martes, 20 de marzo de 2018

Ya no


Por qué? Si esa persona te hizo mal.
Por qué? Si esa persona ya no sabe de amor.
Intoxicado. Aferrado. Sin alma, sin cuerpo. Crece, y a la par se deja morir. En su vida se traga el recuerdo y me lo escupe en la cara. Lo saborea, y no lo consume más. Se quiere más a sí mismo en la ruina de su existir, se quiere más a sí mismo cuando ya está roto, y no hay manera. Que lo sepan todos, que se termine su felicidad. Quizás así no termine con la mía. Que vean todos lo que quiere aparentar. No es más que su propia máscara. Y si caigo no es con él. Y si cae que no me lleve. Que no me lleve. Que se pudra la inmortalidad. Así no llueve. Así no está con él mismo. Que se pudra en la inmortalidad de lo ya muerto. Una palabra puede cambiarlo todo. Sin pedir permiso. Sin esperar. Creo que es la forma en que se escapa y vuelve. Sin final. Hoy no quiero al final, pero quiero. Y ya no habrán lunas en un cielo cursi y marchito. En un cielo que ya no es nuestro.

lunes, 12 de marzo de 2018

Inmenso

Inmenso en la atmósfera de intensidad.
De un lugar vacío al bosque repleto.
Nos miran con ojos encantados,
con ojos irritados del amor que ya se hace esperar.
Para ser único entre todos los que aman.
Y ser parte de los que ya no miran sin reír.
Caerán quienes olvidan los recuerdos por el orgullo que los impone y los define.
Un amor incrustado en el alma no puede ser espada de un guerrero.
Pero así se convierte en luz de idolatría.
Conocen el diafragma que los hace respirar, pero no un continente que anhela ser el mar de sus olas.
En la orilla de lo ya inventado, crece una vida que no penetra.
Cruces, inmensos puentes de árbol infinito, egos de lucidez interna.
Encima de todo un paisaje de agua luciérnaga, valentía es inundación de aquella magia descifrada, en la nostalgia de lo que fue visto con admiración.
No pidas explicaciones de las palabras que aparecen solas, son hijos de lo que fecunda un nuevo amanecer.
Y crearán el nido en la tempestad,
ilustrada por un cariño irrefutable.