lunes, 10 de agosto de 2015

Vidas paralelamente distintas

Me levanto todas las mañanas. Me pongo un pantalón, una remera y un par de zapatillas. Voy al baño, me lavo la cara, me peino y me cepillo los dientes. Salgo a comprar la comida para el almuerzo. Vuelvo con el pan para el desayuno. Me propongo leer el libro de Sociología que saque de la biblbioteca. Alimento mi mente.
Ella se levanta todas las mañanas. Se pone medias finas, remera, pollera y un par de zapatos con taco. Va al baño se lava la cara, los dientes, se peina y se maquilla. Sale al mundo...lee la revista de moda. Destruye su mente, la obliga a creer en tragar las publicidades, consume lo aceptado por la sociedad, la sociedad la consume.
Pero el mundo un día amanece por las mañanas, se acomoda entre los edificios, y limpia las veredas con rocío, fluyen sus ríos por las montañas, sale el sol.