lunes, 12 de marzo de 2018

Inmenso

Inmenso en la atmósfera de intensidad.
De un lugar vacío al bosque repleto.
Nos miran con ojos encantados,
con ojos irritados del amor que ya se hace esperar.
Para ser único entre todos los que aman.
Y ser parte de los que ya no miran sin reír.
Caerán quienes olvidan los recuerdos por el orgullo que los impone y los define.
Un amor incrustado en el alma no puede ser espada de un guerrero.
Pero así se convierte en luz de idolatría.
Conocen el diafragma que los hace respirar, pero no un continente que anhela ser el mar de sus olas.
En la orilla de lo ya inventado, crece una vida que no penetra.
Cruces, inmensos puentes de árbol infinito, egos de lucidez interna.
Encima de todo un paisaje de agua luciérnaga, valentía es inundación de aquella magia descifrada, en la nostalgia de lo que fue visto con admiración.
No pidas explicaciones de las palabras que aparecen solas, son hijos de lo que fecunda un nuevo amanecer.
Y crearán el nido en la tempestad,
ilustrada por un cariño irrefutable.